Antonio es un escritor encantador y cercano que tiene muy claro qué es lo que quiere y lo hace. Escribe lo que le gustaría leer en las novelas. Para él, el arte es trasmitir, pero no se olvida de disfrutar contando sus historias, trasmitiendo su pasión por ellas, tanto por las personas que retrata, como por la cultura del antiguo Egipto, que es prácticamente su vida.

Seguir leyendo la reseña en Libros Velacris