El templo funerario de Hatshepsut, conocido como Djeser-Djeseru («La maravilla de las maravillas») se encuentra en el complejo de Deir el Bahari, sobre la franja occidental del río Nilo, cerca del Valle de los Reyes, en Egipto. Este templo funerario fue construido en honor a Amon-Ra, el dios del Sol, y está ubicado junto al templo funerario de Mentuhotep II. Es considerado “uno de los monumentos incomparables del Antiguo Egipto”.

Arquitectura

El canciller, arquitecto real y posible amante de Hatshepsut, Senemut, vigiló la construcción y probablemente diseñó el templo.2​ Aunque el templo funerario adyacente de Mentuhotep se utilizó como modelo, las dos estructuras difieren en muchas de sus características. El templo de Hatshepsut posee tres terrazas con columnatas de gran tamaño que lo diferencia de la estructura centralizada del modelo de Mentuhotep, una anomalía que pudo haber sido causada por la ubicación descentralizada de su cámara funeraria.

Las terrazas escalonadas alcanzan los treinta metros de altura. Cada nivel está conformado por columnatas de pilares de caliza de sección cuadrada, precedidos por estatuas osiriacas. La capilla de Anubis, en la zona nordeste del templo, posee columnas de sección poligonal, de estilo protodórico. Estas terrazas están conectadas por una gran rampa central, que en la antigüedad estaba rodeada por jardines de plantas exóticas, tales como árboles de olíbano y mirra.​ La capilla de Hathor, en la zona sudeste del templo, tiene pilares con capiteles hatóricos.

La forma escalonada del templo de Hatshepsut se corresponde con la clásica forma tebana, con elementos arquitectónicos tales como pilonos, tribunales de justicia, salas hipóstilas, tribunales al aire libre, capillas y santuarios.
Relieve del templo mostrando al faraón Tutmosis III oferente ante Sokaris.

Los relieves del templo

Los relieves del templo de Hatshepsut narran la historia del nacimiento divino de la reina-faraón Hatshepsut, la primera de su tipo. El texto y el ciclo pictórico relatan una expedición a Punt, un país exótico en las costas del mar Rojo. Aunque las estatuas y los demás detalles ornamentales fueron robados o destruidos a lo largo de los años. En su época, el templo albergaba estatuas de Osiris, una esfinge y numerosas esculturas de Hatshepsut en diferentes posiciones: de pie, sentada o arrodillada. Varios de estos retratos fueron destruidos por órdenes de su hijastro Tutmosis III después del fallecimiento de la soberana.

Influencia histórica

El templo de Hatshepsut es considerado el monumento egipcio cuyo estilo se acerca más al de la arquitectura clásica.1​ Obra representativa de la arquitectura funeraria del Reino Nuevo, hace hincapié en la imagen magnificada del faraón y erige santuarios para honrar a los dioses con los que convivirá después de la muerte.4

Este templo marcó un punto de inflexión en la arquitectura del Antiguo Egipto, ya que cambió la geometría megalítica del Reino Antiguo por un templo que permitía la adoración activa y requería de la presencia de participantes para crear la majestuosidad.

La arquitectura del templo original ha sido alterada de manera considerable como resultado de una reconstrucción defectuosa a principios del siglo XX.

Fuente: Wikipedia

, , , , ,